En tiempos de Pandemia


DISMINUCIÓN DE CONTROLES MÉDICOS AMBULATORIOS PREOCUPA A LOS ESPECIALISTAS


En estos tiempos, donde la comunicación y el temor de la población, están centrados en el desarrollo de la pandemia mundial que nos afecta, y la necesidad de quedarnos en casa para frenar el avance del contagio, ha surgido una nueva preocupación para los especialistas: la disminución de las consultas médicas ambulatorias, en centros públicos y privados, relativos a otros tratamientos o enfermedades de base.

El Presidente de la Sociedad Chilena de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, Dr. Juan Carlos Prieto, explica esta situación de la siguiente manera: las personas tienen temor de contagio por el virus SARS CoV2, más conocido como Covid-19. Esto no es difícil de entender, considerando que a cada instante se escucha en los medios de comunicación el lema “Quédate en casa” y la importancia de adherir a esto, sin embargo, ocurre que ciertos pacientes no discriminan si lo que están padeciendo es algo clínicamente significativo para lo que requieren atención.

En el caso de los pacientes tratados por patologías cardiovasculares, la preocupación de la Sociedad Chilena de Cardiología, es que las personas no consulten ante síntomas que reflejen una descompensación severa de su condición cardiovascular de base, como por ejemplo, un dolor al pecho persistente - en especial en personas portadores de factores de riesgo clásicos, como diabetes , tabaquismo e hipertensión -, dificultad respiratoria en ausencia de cuadro infeccioso, edema de extremidades, pérdida transitoria de conciencia o palpitaciones. Hay que destacar que los Servicios de Urgencia siguen funcionando normalmente en el país, y que la mayoría de éstos recintos están situados en lugares separados de la atención de pacientes sospechosos por COVID-19.

La recomendación es que si el paciente tiene algunos de estos síntomas mencionados se acerque a un Servicio de Urgencia, especialmente, si tiene diagnóstico previo de hipertensión arterial, cardiopatía coronaria o insuficiencia cardíaca, entre otras patologías. “En estas semanas hemos recibido a pacientes con infarto agudo del miocardio, que consultan transcurridas más de 24 horas desde inicio del dolor, cuando lo esencial para salvar al músculo cardíaco, es tratar el infarto antes de 3 horas desde aparecidos los síntomas”, comenta el Presidente de SOCHICAR.

Lo anterior, también es válido para pacientes diabéticos que se descompensan, para aquellos que tengan síntomas de accidente vascular cerebral y déficit neurológico, como la dificultad para mover un lado del cuerpo, caída de comisura labial unilateral, dificultad para hablar, etc.

En resumen, la disminución de las consultas por emergencias cardiovasculares se acerca al 40% respecto a tiempos normales, lo que no significa que haya menos enfermos. Por lo tanto, es importante estimular a la población a consultar en los centros de salud, en especial en los servicios de urgencia en caso de presentar los síntomas descritos, y en la medida que el sistema de salud se reactive, retomar los controles médicos lo antes posible.